Perdona Claudio, no saben lo que hacen
Los jugadores del Leicester celebran su título de Premier League la temporada pasada. Fuente Wikipedia. Autor Peter Woodentop

Perdona Claudio, no saben lo que hacen

Perdona, Claudio. Porque en éste fútbol de hoy en día, mandan los jugadores. Sí, es mucho más fácil despedir a un entrenador que a 23 jugadores, aunque el preparador haya sido nombrado entrenador del año por la FIFA.

 

Perdona, Claudio. Porque jugadores veteranos como Drinkwater, Schmeichel o Vardy, te traicionaron cuando más les necesitabas, cuando tu fuiste el que les encumbró y les hizo internacionales, pero ellos te lo devolvieron presionando a los dueños del club para que te despidieran.

 

Perdona, Claudio. Porque cuando los clubes son dirigidos por inversores externos al fútbol, toman decisiones malaconsejados por terceros, que ni quieren ni sienten los colores del club y en la gran mayoría de los casos, es precisamente la decisión que no deberían tomar.

 

Perdona, Claudio. Porque parece que el año pasado, no llevaste a un equipo recién ascendido a ganar la Premier League por primera vez en su historia. Sin jugadores de renombre, con mucho trabajo y sacrificio, un grupo unido y mucha mano izquierda.

 

Perdona, Claudio. Porque ante bajas importantes en tu equipo, sin fichajes de mucho renombre, has conseguido meter al Leicester en Octavos de final de Champions League por primera vez en su historia y no parece ser motivo suficiente para que el club siga confiando en ti.

 

Perdona, Claudio. Porque conseguiste poner al Leicester en el mapa futbolístico mundial, crear una historia de trabajo, unión y sacrificio que conmovió al mundo y que nos hizo ser foxes.

 

Claudio Rainieri deja el Leicester City a 1 punto del descenso de Premier League y con 2-1 en contra en la eliminatoria de Octavos de Final de Champions League frente al Sevilla. Los jugadores, egoístas y cobardes como acostumbran, no tendrán una mala palabra públicamente para su entrenador, pero presionaron para que lo despidieran y en la actualidad parece que el núcleo inglés del vestuario apuesta por la vuelta de Nigel Pearson a los banquillos del club. Nos encontramos ante el enésimo caso de una plantilla que se carga al entrenador. Veremos lo que dura el siguiente.