Los que aprietan en categorías inferiores

Ayer estuve viendo en un bar con unos amigos gran parte del Italia-España de categoría Sub21. Partido interesante entre dos equipos de los llamados gallitos en el fútbol mundial. Sobretodo España, que en categorías inferiores casi siempre arrasa, aunque a veces le cuesta más en la absoluta.

Me recordaban el Mundial Sub20 disputado en Nigeria en donde España se alzó con la victoria final. La verdad es que de ahí salió una generación clave de futbolistas. Es cierto que en ese momento la gran mayoría jugaban en Segunda B o Segunda y que muchos ni pasaron de alli, pero otros jugadores como Marchena, Xavi o Casillas disputaron ese Mundial Sub20 a las órdenes de Iñaki Sáez e hicieron mucho por los éxitos de la absoluta. Es más, diría que sobre todo en el caso de los dos últimos, su participación en la absoluta resultó clave para la consecución de los títulos recientes.

En la actualidad, la selección Sub21 cuenta con un gran número de jugadores conocidos por la gran mayoría de seguidores, ya que se desempeñan en Primera División y muchos de ellos gozando de la titularidad.

 

 

Posteriormente, se incorporaron al equipo Antonio Sivera, portero del Valencia CF y Jon Bautista, de la Real Sociedad, ante las bajas de Kepa (en sustitución de Pepe Reina con la absoluta) y Sandro Ramírez (por lesión).

Siendo Kepa el previsible titular de ésta selección, los dos suplentes actuales no juegan en sus respectivos primeros equipos. Pau López es el tercer portero del Tottenham y Antonio Sivera juega en el Valencia Mestalla de Segunda B. Aunque ambos son buenos porteros, podría verse cortada su progresión si no comienzan por asentarse como titulares en equipos de primera categoría.

En defensa Meré (Sporting de Gijón), Jonny (Celta de Vigo), Gayá (Valencia), Bellerín (Arsenal) y Yeray Álvarez (Athletic de Bilbao) son titulares en sus respectivos equipo y, al menos los 3 últimos, parecen que formarán parte de la convocatoria absoluta a medio plazo. Diego González y Álvaro Odriozola juegan en el filial de Sevilla y Real Sociedad respectivamente pero todo hace indicar que serán tenidos en cuenta por sus primeros equipos, sobretodo el defensa vasco.

El centro del campo es lo que más ilusiona en general. Saúl (Atlético), Oyarzábal (Real Sociedad), Mikel Merino (Borussia Dortmund), Marcos Llorente (Real Madrid), Ceballos (Betis), Camarasa (Alavés), Denis (FC Barcelona) y Marco Asensio (Real Madrid). Todos ellos forman parte de un primer equipo y la mayoría titulares o piezas importantes en la rotación de sus equipos. Quizá Mikel Merino sea el que menos protagonismo está teniendo en el Borussia Dortmund, pero también es cierto que es su primera temporada alli y tiene que adaptarse a un cambio bastante grande a su edad. Cualquiera de éstos jugadores podría ser titular en muchos equipos importantes del fútbol europeo. Son jóvenes, descarados, no tienen miedo y se conocen desde hace muchos años. Es probable que en 3 o 4 años la mayoría conformen la medular de la Selección Absoluta y nos hagan disfrutar tanto o más que lo hacen ahora.

En la delantera es donde surgen más dudas. El puesto de 9 titular de momento está claro y sin discusión para Borja Mayoral, que poco a poco se va haciendo más hueco en el Wolfsburgo alemán, inédito en un principio. Sandro podría ser buen complemento, pero no parece que Munir o Santi Mina estén en condiciones de poder suplirles en caso de lesión/sanción. Y tanto Iñaki Williams como Jon Bautista u Oyarzábal no tienen tanto gol y suelen jugar algo más retrasados como falso 9 o escorados en banda.

Igualmente, frente a lo que solíamos ver en ocasiones anteriores de una selección sub21 española más suave, cándida y combinativa, Celades ha conseguido imprimirle cierta nota diferenciadora frente a sus hermanos mayores de la absoluta. Jugadores de músculo como Llorente, Saúl o Iñaki Williams han conseguido imprimir más carácter, más velocidad, verticalidad y presencia física, sobretodo en momentos en los que el partido está encasquillado y se presiona mucho por parte del rival. Una jugada típica que gusta mucho a Celades en ese tipo de momentos, es sacar el balón con potencia por parte de Marcos Llorente, que reciba Saúl, que busque un pase en largo para la carrera de Iñaki Williams y que éste finalice con un pase en el área para que Borja Mayoral finalice.

Desde luego que está por ver que éstos jugadores acaben de madurar, se asienten y sean importantes en sus equipos. Pero muchos de ellos comienzan a brillar de tal manera que nos permiten emocionarnos y esperanzarnos con la idea de rememorar éxitos no tan lejanos.